¿Qué es un huerto urbano?

Se denomina huerto urbano a los huertos situados en una ciudad. Son muy diversos teniendo en cuenta dos aspectos;

su finalidad (educativos, ocio, producción…), y el entorno al que deben adaptarse, un entorno que no está pensado para ellos. Se suele aprovechar pequeños espacios abandonados, cerca de una ventana, patios…

También hay que buscar soluciones a las condiciones que nos presenta la ciudad, como la falta de luz, poca tierra y de mala calidad, contaminación… para estas dificultades hay infinidad de posibilidades y en HuertoGuerrilla.com esperamos dar algunas soluciones.

Beneficios de los huertos urbanos;

  • Contribuyen a la mejora del paisaje urbano, fomentando el uso del espacio público para los ciudadanos.
  • Promueven buenas prácticas ecológicas y fomentan el autoconsumo y el consumo local.
  • Contribuyen a mitigar la contaminación atmosférica y reducen los gases de efecto invernadero.
  • Disminuyen los riesgos de inundación.
  • Aumentan la biodiversidad que puede cifrarse en un 30% más de especies y un 50% de seres vivos.
  • Tienen beneficios terapéuticos y sociales.
  • Conciencian sobre el reciclaje de residuos, como con el compost.

Si estás empezando con un huerto urbano, no te pierdas la guía de iniciación de HuertoGuerrilla.com.

Tipos de huertos urbanos;

Nosotros los vamos a diferenciar por sus condiciones de cultivo (tierra, contenedor..) y por la personas que gestionan y utilizan a estos huertos. Estos son los clases o tipos que podemos encontrar:

• Maceto-Huerto.

Son los que debido a su ubicación, balcones y terrazas, las plantas deben estar en macetas, jardineras o mesas de cultivo. En estos espacios se pueden cultivar hortalizas básicas, aromáticas y comestibles, para experimentar con la que más nos guste. En el alfeizar de la ventana pueden crecer plantas comestibles que llegan a ser tan decorativas como útiles en la cocina. Si quieres conocer los problemas más comunes a los que se enfrentan las plantas en recipientes, no te pierdas este artículo.flores de fresas en el alfeizar de la ventana

• Huertos urbanos del ayuntamiento o privados.

En muchas ciudades hay iniciativas llevadas a cabo por ayuntamientos, asociaciones de vecinos y a veces algún particular. Son espacios más o menos grandes divididos en parcelas de unos 50-100 m2 para la gente que quiera cultivar una de ellas.
Suelen pedir un alquiler mensual y utilizar métodos de cultivo ecológicos. Los ayuntamientos suelen hacer cesiones de 5 años.

• Huerto escolar.

Es una opción muy interesante para el profesorado comprometido con el medio ambiente; para acercar a los niños la naturaleza, la importancia de las plantas, valores ecológicos y alimentación sana.

• Huerto terapéutico y de integración social.

Son los destinados a lograr procesos terapéuticos en determinados colectivos con problemas médico y sociales. También favorecen proyectos de integración social.

huertos del barrio de Miraflores.

Huerto barrio Miraflores.
foto: sevilladirecto

• Huertos vecinales.

Al multiplicarse la existencia de solares vacios, descampados y terrenos degradados en las ciudades. Muchos vecinos se han unidos para participar en su recuperación y convertirlos en espacios verde, huertos… estas zonas se convierten en puntos de encuentro fomentando las relaciones y la responsabilidad sobre el espacio público.

• Huertos periurbanos.

Son grandes espacios agrícolas en las periferias de las ciudades. Potencian empleo,la agricultura de proximidad y ecológica. Conectan la ciudad al medio rural y reducen la huella ecológica de las ciudades.

El el próximo capítulo de la guía de iniciación, os explicamos las razones para iniciarse, las posiblidades de acceso a la tierra para urbanitas y 10 consejos básicos, no te lo pierdas leelo aquí.

Si se te ocurre otro tipo de huerto urbano que no este aquí, por favor ayudanos a completar este artículo en los comentarios, así mejoraremos la información para la gente que se quiere iniciar en este fascinate mundillo 😉 gracias!

 

 

Referencias

Revista esPosible.45

Libro El Huerto Urbano. Josep M.Vallès