Planificación del riego, métodos y frecuencia.

Como ya dijimos en el artículo anterior de Iniciación al huerto urbano lo más importante es tener acceso al agua lo más cerca posible del huerto/jardín ya que pasaremos bastantes horas regando nuestras plantas

Hay que tener en cuenta que las plantas están formadas por un 80% o 90% de agua. Da elasticidad, hidrata y transporta los nutrientes. Así que junto al sol es uno de los mejores abonos y tiene una influencia determinante su crecimiento.

manguera exudante rodeada de canónigos verdes

manguera exudante rodeada de canónigos

La cantidad de agua que necesiten nuestras plantas, es algo muy variable dependiendo de muchos factores, como el tamaño de la planta, el tipo, la época del año, si plantamos en recipientes o en tierra…No os agobiéis, un consejo es aprender a observar nuestras plantas, el sustrato (si está seco o no)y las hojas; esto nos indicará las necesidades de riego.
Debido a esta cantidad de variables es importante saber si nuestras plantas sufren por exceso de agua, o por carencia. Para saberlo podemos abrir un poco el sustrato o la tierra y tocarlo con los dedos para notar la humedad. Un error bastante común es pensar que con solo mirar la capa de arriba ya sabemos cómo esta todo el sustrato. Esta capa puede estar muy húmeda por arriba pero unos cm más abajo puede estar completamente seco, o al contrario, estar seca por arriba y húmeda por abajo.

pluviometro en un árbol de jadeExiste una herramienta que nos ayuda en esta tarea, el higrómetro. Este aparato tiene una varilla que vamos clavando en la tierra lentamente y vemos el nivel de humedad en cada nivel de profundidad. Esto nos ayuda dándonos una idea de la cantidad de humedad y regar acorde a esta información.
Otro tema importante es saber en que momento del día tenemos que regar. En épocas calurosas, debemos de hacerlo en el amanecer o durante el atardecer, (a mí personalmente me gusta más al atardecer), evitando los momentos de mayor temperatura.

También te aconsejo utilizar algún método para ahorrar en el consumo de agua, en este artículo puedes encontrar algunos muy sencillos.

 

Métodos de riego.

Vamos a enumerar y explicar los sistemas más comunes para regar nuestras plantas.

Regadera

una regaderaSi disponemos de tiempo y tenemos pocas plantas es un buen sistema. Se suelen cometer algunos errores con este método. Uno de ellos es regar con la “alcachofa” toda la planta, humedeciendo las hojas. Esto aumenta la posibilidad de que las plantas tengan alguna enfermedad. Lo mejor es regar sin la “alcachofa”, con el chorro, la base de la planta, haciendo un riego más localizado.
Otro error en macetas o mesas de cultivo, es regar muy deprisa. El sustrato que está en estos recipientes, puede secarse fácilmente y agrietarse. Al regar tan rápido el agua sale por el fondo dando la sensación de que ya hemos acabado de regar, cuando en realidad el sustrato sigue bastante seco; puesto que el agua busca el camino más fácil. Si quieres profundizas más en los problemas del riego en recipientes o en macetas puedes leer este artículo, donde verás los problemas más comunes que se dan con las plantas en estas condiciones.

Mangueras

Si ya es un jardín más grande o tenemos muchas macetas es un sistema muy cómodo. Lo que necesita es tener la toma de agua lo más cerca posible del huerto. También se suelen cometer los mismos errores que con la regadera.

manguera exudante en el momento del riego

manguera exudante en acción.

Sistema de riego.

Si tenemos un huerto en tierra o en macetas y mesas, para mi es la mejor solución. Riega de manera localizada, evitando enfermedades, ahorra mucha agua y trabajo; y nos permite ausentarnos durante varios días si lo ponemos un programador.
Existen multitud de sistemas de riego en el mercado, y de muy diferentes precios, tubos agujereados, con goteros integrados, tubos exudantes….
Buscar información de las diferentes características y precios para saber las posibilidades que más se ajusta a vosotros.

Hidrojardineras.válvula de una hidrojardinera

Son macetas que tiene un depósito de agua en la parte inferior y un sistema que favorece que remonte el agua por el sustrato, manteniéndolo húmedo. Si tienes idea de plantar hortalizas debe tener un depósito de unos 8-10 litros para cubrir las necesidades de dos plantas como calabacines y tomates en plena producción, 12-20 litros 4 plantas grandes o 6-8 plantas de lechugas. Suelen tener un sistema que nos indica la cantidad de agua en el depósito.

Frecuencia de riego

Como ya he comentado, existen innumerables factores que determinarán la frecuencia de los riegos, como la tierra o el sustrato donde plantamos (si retiene el agua o drena rápidamente) si tiene acolchado, la densidad de las plantas… Aunque el factor más influyente es el clima, en épocas otoñales e invernales rara vez necesitarán riegos extra, pues son épocas húmedas. Pero en primavera/verano necesitarán riegos frecuentes. En épocas muy calurosas y con viento, los cultivos en la tierra necesitarán cada 2/3 días y los cultivos en mesas y tiestos necesitarán casi diario.

Si te ha ayudado este artículo, no te pierdas la guía de iniciación de esta web.

En el siguiente artículo hablaremos de problemas comunes en el cultivo en macetas o recipientes. Es importante saber las dificultades a las que nos enfrentaremos al tener que cultivar en mesas de cultivo o recipientes. Conocer el equilibrio de las raices y la parte aérea de las plantas, y mucho más.

Igual crees que se me ha olvidado algún método, o quieres comentar algún inconveniente de alguno otro, o tu preferido ( vamos, lo que quieras), no dudes en escribirlo en comentarios, un blog se nutre de tus comentarios.

 

Referencias;

Tu huerto ecológico en casa . Mariano Bueno Libros cúpula

Compártelo
Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page