Ya sabes las necesidades básicas del compost, y sus 5 elementos más fundamentales. También has decidido entre uno de los 3 sistemas de compostaje más comunes y sencillos (y si no es así pasate por la guía de compostaje de HuertoGuerrilla.com). Así que ahora queda saber cómo hacer compost y ponerse manos a la obra.
Para hacer compost, primero, tenemos que conocer los materiales. Cuáles son los que hay que evitar, y cuáles son los buenos. También tendrás que saber su composición en agua, y más o menos su velocidad de descomposición. Más adelante podrás ver paso a paso como empezar a compostar en un compostador.

Compost ¿Qué materiales utilizo?

Lo primero es empezar explicando los materiales que deberías evitar. Son materiales que en cantidades, y dependiendo del tipo y condiciones del sistema de compostaje, pueden no dar ningún problema. Pero son materiales que sí tienden a dar malos olores y acercar animales no deseados. Una lista interesante si tú opción es un compostaje en la ciudad, o en comunidad:

Los materiales a evitar son:

  • carne y pescado
  • productos derivados de la leche.
  • productos con levaduras y grasas.

Luego tenemos

Los materiales que nunca debes añadir al compost

  • materiales químicos y sintéticos.
  • cenizas de carbón.
  • material no biodegradable (metales, plásticos, cristal/vidrio)
  • Heces de perros y gatos. (el estiércol debe ser de herbívoros)
  • Maderas con aglomerado o contrachapado.
  • Revistas, papel o cartón con tintas de colores.
  • Tabaco. Nada. Ni cigarrillos, ni puros, ni picadura. La nicotina es un potente biocida wiki
  • Detergentes, productos con cloro….

 

Materiales para compostar.

Lo mejor para conseguir un buen compost es utilizar una gran variedad de materiales (excluyendo, por supuesto, los indicados arriba).
Es importante tener en cuenta que si los materiales que aportamos están bien triturados, el compost irá más rápido.
Una gran variedad de materiales nos asegura un equilibrio de tejidos, nutrientes, agua… Vamos a enumerar los materiales más comunes. Pero lo vamos hacer en base a un dato interesante de saber, el tiempo de descomposición. Dependiendo de cuáles son los materiales predominantes, el compost tendrá diferentes velocidades. Sobretodo si no lo trituramos demasiado. La mayoría es pura lógica. Pero seguro que algo te llama la atención, haya vamos:

Descomposición rápida:

  • Hojas frescas
  • Estiércol de gallina, oveja y cabra.
  • Maleza o matorral joven.

Descomposición lenta:

hojas de arbol en el compost

última capa de hojas secas

  • Restos de fruta y verdura (restos de cocina)
  • Paja
  • Restos de plantas
  • Restos de poda de partes jóvenes.
  • Estiércol de vaca, caballo, burro.
  • Restos de café e infusiones.

Descomposición muy lenta.

  • Hojas secas
  • Lana e hilo natural.
  • Cascaras de huevo y de frutos secos.
  • Podas de setos duros.
  • Ramas.
  • Pelo y plumas.

También puedes aportar otros materiales como:

  • Cartón, servilletas, papel. Troceados en cantidades pequeñas y sin tintas de colores.
  • Cenizas de madera (nunca aglomerado). Espolvoreadas en pequeñas cantidades.
  • También se puede echar sangre, yo nunca lo he hecho. En agricultura biodinamica (si quieres saber que es pincha en este artículo del blog el Huerto de Jose Antonio). Lo utilizan con precaución, por la transmisión de enfermedades.
    Existe otro método más sencillo de aportar sangre al compost, con la Harina de sangre. Es alta en nitrógeno. Un fertilizante orgánico que se puede comprar en cualquier centro de jardinería. Si quieres saber como se puede usar te dejo este enlace donde te lo explican sencillo.

Comenzamos a compostar. ¿Cómo hacer compost?

Lo primero es elegir el sistema adecuado para nosotros. El sistema debe estar adaptado al espacio disponible, los tipos de material con los que vas a contar, la cantidad….
El lugar donde vaya a estar también es importante. Ya sabes que debes intentar ponerlo en un lugar donde la temperatura no cambien bruscamente, mejor en algo de sombra….ya esta explicado en artículos anteriores de la Guía de compostaje para principiantes.

Vamos a explicar los pasos siguientes pensando en el método de compostaje en cajón. Considero que es más complicado, o mejor dicho, el que necesita de algo más de conocimiento para empezar. El sistema de montón se realiza de la misma manera (la misma secuencia de materiales), y el sistema de compost en superficie por sus condiciones, no necesita de estos pasos. Cómo hacer compost ;

 

1º paso. La capa inferior

En la base de la compostera se pone un lecho de material leñoso. Hay que poner ramas, haciendo una base que permita la aireación por debajo. Yo lo suelo hacer como si fuera a preparar una hoguera de leña. Los palos elevados y dejando que pase aire entre ellos. Esto permitirá la aireación del compost por debajo y evitará que se compacte. Estos dos elementos, como ya sabes, son muy importantes.

 

2º paso. Siguiente capa.

Encima de esa base, incorporamos hasta la mitad de la compostera restos húmedos y secos mezclados, en parecida proporción. Esto pondrá en marcha el proceso de compostaje. Si en ese momento tienes a tu disposición compost ya maduro, de otro montón o de algún vecino simpático, échale un poco, acelerará el proceso.

 

3º paso. Material seco y húmedo. Las capas de colores.

Unos días después ya podemos empezar a incorporar materiales secos y húmedos. Como ya sabes de los anteriores capítulos de la Guía de compostaje básica, los materiales húmedos aceleran el proceso del compost pero tienen el peligro de aportar excesiva humedad (con los problemas que eso tiene). Mi consejo para mantener el equilibrio es utilizar la técnica de las capas de colores:

  • Una capa verde (material húmedo)
  • Una capa marrón (material seco)

Puedes verlo más claro en este dibujo.

dibujo de las capas del compost en cajón

Si no tienes demasiado material seco o leñoso, puedes aportar cartón troceado (evita tintas), virutas o serrín que no sea de aglomerado. También puedes coger una bala de paja y dejarla al lado del compostador. Cada vez que eches material fresco (verde), puedes taparlo con ella. La paja da cuerpo al compost y lo airea. Puedes incorporarla hasta un cuarto del volumen total.
Es importante remover y tapar el material nuevo que introducimos con el que ya tenemos dentro del compostador. Con esto facilitas la descomposición del material fresco recién aportado. También evitas mosquitas en la parte de arriba por la descomposición de este material fresco. Tapa con material más viejo, paja o hojas secas, pero tápalo.

 

4º paso. Vigila la humedad. Remueve el compost.

Es muy importante controlar la humedad. Como ya lo hemos explicado en el capitulo anterior sobre los elementos ha tener en cuenta en el compostaje, la humedad puede dar bastantes problemas (putrefacción, toxicidad…) Para saber si el compost está bien de agua, el material debe tener un aspecto húmedo, pero no desprende líquidos ni malos olores. Para evitar estos problemas realiza volteos regularmente (con un aireador específico, con la laya o con cualquier herramienta que creas adecuada y cómoda para esta tarea). Así conseguirás homogeneizar la humedad. Si el problema continua, puedes hacer agujeros en el montón para que se airee. Y si el problema aún persiste, lo mejor es sacar todo el material del cajón y dejarlo esparcido unos días. Hasta que veas que la humedad a disminuido. Cuando veas que ha mejorado ya puedes volver a juntar todo el material. Si quieres saber que más pasa con la humedad, la sequía….y más factores, pasate por el artículo 5 factores a tener en cuenta en el compostaje.

 

5º paso. Ya esta en marcha. Aparecen diferentes fases de madurez.

El proceso ya está en marcha. Los materiales van cogiendo calor y perdiendo volumen. Van hundiéndose e incorporándose a los restos del material poco a poco.
Tienes que tener en cuenta que si tienes solo una zona de compostaje y estas continuamente aportando en la misma pila, existirán distintos tipos de compost juntos (inmaduro, viejo, maduro). En el próximo capítulo de la Guía de compostaje explicaremos las diferentes fases y tipos del compost, así como sus usos más recomendados en estas diferentes fases. Si no te lo quieres perder deja tu email aquí abajo y te mandaremos un email:

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

 

6º paso. Aceleradores del compost.

Para acelerar el proceso del compostaje, se puede añadir un puñado de compost maduro, estiércol que aumenta la temperatura, o purines de ortiga o consuelda rusa. Casi todos los materiales con un alto grado de nitrogeno actúan de aceleradores del compost. Tambien venden productos comerciales, la mayoria a base de guano, o la anteriormente mencionada harina de sangre. Si te animas a comprar uno comercial, intenta que sea de componentes orgánicos. Te dejo una enlace aquí a una solución comercial a un buen precio, Radivit Compost. Es de una marca bastante confiable.

 

7º paso. Ya lo tienes listo, y ahora?

Cuando han pasado unos 5-6 meses (depende de materiales, Tª…) se puede empezar a sacar el compost de la parte de abajo. Por eso es importante que si estas con el sistema de cajones, estos tengan la posibilidad de abrir solo la parte de abajo. Dejando así una gran abertura que nos permita meter la pala y sacar el compost de manera cómoda. Fíjate en este detalle de la abertura si te decides por un compostador comercial, ya que algunos no la traen o es demasiado pequeña.
Cuando sacamos el compost, también se puede aprovechar para sacar todo el material y darle un volteo profundo y completo. Así homogeneizamos materiales, humedad… Una vez “cribado” el compost que queremos utilizar, sería volver a empezar el proceso como hemos dicho en el punto 1 de esta lista. Además esta vez el comienzo es más fácil, ya que el material que nos queda es material a medio compostar, con zonas de compost ya maduro, y ya colonizado por pequeños descomponedores.

cribador de compost

8º paso. Selección y vuelta a empezar

La selección del compost se hace con un cribador o tamiz. Existen de muchos tipos y tamaños. Estos cribadores permiten separar los materiales que todavía no están compostados del todo. Estos irán de nuevo al montón.
Con el compost fino, bien cribado ya está listo para utilizarlo en el huerto, jardineras, arboles….
Lo mejor es usarlo cuanto antes. Pero si quieres almacenarlo tienes que tener en cuenta que el compost sigue su proceso, hasta su mineralización (en el próximo capítulo explicaremos que fase es esa). Así que ten en cuenta que necesita transpirar, si no podría pudrirse. Tienes que almacenarlo en recipientes o envases transpirables.
Si tienes intención de utilizarlo en semilleros, si que se recomienda dejar el compost reposar en un lugar sombreado y cubierto de la lluvia al menos un mes. Es para evitar bichillos que puedan perjudicar las siembras de la temporada.

Video completo

Ya que has llegado hasta aquí, te dejo un video muy completo, donde explican el proceso y algunas personas que ya llevan utilizando compost un tiempo, explican sus experiencias, trucos…

Bueno y hasta aquí el capítulo de cómo hacer compost. Ha quedado un poco largo pero espero que estén la mayoría de las dudas y problemas a los que te puedas enfrentar. Si aún te queda alguna duda, escríbelo en los comentarios, estaré encantado de poder ayudarte.
Y si quieres que más gente se anime con esto del compost y los abonos orgánicos en los huertos y jardines, compártelo en tu red social.

Ref.

Pdf Manual de compostaje Ayuntamiento de SanSebastian de los Reyes .

Manual práctico de compostaje.

Experiencia personal, mucho de observar, experimentar y constancia.