El abono verde es una técnica que trata de mejorar, reequilibrar y enriquecer la tierra con ayuda de plantas cultivadas con ese fin. Son cultivos de crecimiento muy rápido, que una vez cortadas y aportadas a la tierra, mejoran su fertilidad. No es una técnica nueva, ya se utilizaba antes de la mal llamada “revolución verde” (fertilizantes químicos sin control), y se hacía sobre todo con leguminosas.
Tiene muchos beneficios (que veremos más abajo), y se puede instalar como costumbre cultivarlo en el huerto, para mejorar la tierra y no dejarla descubierta, cuando sabemos que va estar tiempo en reposo.
Se aconseja sembrar abono verde antes de querer hacer cualquier huerto o jardín en zonas que vemos que han estado algo “castigadas”.
Es un artículo extenso, donde vamos a explicar todo lo necesario para saber del abono verde y empezar a ponerlo en práctica. Tiene contenido muy útil. Sin perder más tiempo, empezamos:

foto de alfalfa creciendo. abono verde

alfalfa

¿Qué es?

El abono verde es una técnica que trata de mejorar y enriquecer la tierra con la ayuda de las plantas. Estas plantas son unas concretas que pertenecen a las familias de las leguminosas, forrajeras, gramíneas, y crucíferas. Luego existen otras plantas que por sus posibles usos también se pueden considerar abono verde, la facelia y la consuelda rusa entre otras.
Estas plantas se cultivan con una mayor densidad de lo normal (un 20%-30% más) y se siegan antes de que florezcan (depende de las variedades elegidas, más abajo lo explicamos mejor en el apartado de cuando segar y como incorporar el abono verde a la tierra).

¿Para qué sirve el abono verde?

El abono verde tiene infinidad de virtudes y funciones en el huerto. Os dejo algunas de ellas;

  • Protegen de la erosión del suelo al formar una cubierta sobre él.
  • Enriquece el suelo, sobre todo las leguminosas, fijando el nitrógeno del aire en la tierra.
  • Estimula la actividad biológica.

    foto de veza y avena en el huerto. abono verde

    veza avena

  • Aporta grandes cantidades de materia orgánica, para utilizar como acolchado o para incorporar al compost.
  • Ayuda a hacer un control de “malas hierbas”, asfixiándolas. Esto se consigue con una gran densidad de siembra del abono verde que hemos elegido.
  • Ayudan a control de plagas, muchas variedades de abono verde son refugio de depredadores.
  • Deja la tierra aireada y esponjosa por la descomposición de las raices.

Como veis, es una lista en la que cada punto tiene mucha “miga” y son funciones más que beneficiosas para nuestros huertos.
Tiene muy buena utilidad en los solares de obras. Con las maquinas y los obreros, se suele dejar el terreno devastado y muy compacto. Estas plantas pueden colaborar en nitrogenar, aportar oxígeno y vida a la tierra, además de “soltarla”.

¿Cuáles son las mejores plantas?

Este es un tema largo y el quid de la cuestión. Lo primero que siempre digo antes de decidirnos por unas o por otras, es que intentes asesorarte por los agricultores de tu zona. Seguro que te dicen la combinación perfecta para el tipo de suelo y las condiciones climáticas de tu zona en particular. Esto es importante, vas a aprender mucho y vas a adelantar mucho trabajo, sabiendo que lo que siembras ya lo han comprobado tus paisanos y da buenos resultados.

Las plantas que se suelen utilizar más a menudo como abono verde, suelen ser de unas familias concretas;

-Leguminosas (Fabáceas).

Son las plantas acumuladoras de nitrógeno, y las que más se utilizan para abono verde. Plantas como el trébol, vezas, altramuces, lupinos, alfalfa…. Y hortalizas como el haba, haba forrajera, guisante, soja…
Las raíces de estas plantas acumulan nitrógeno en nódulos de sus raíces. Así conseguimos un abonado de nitrógeno para nuestro huerto o jardín.

flor de la planta lupino

lupino, una leguminosa muy vistosa

-Crucíferas (Brasicáceas)

La colza, el nabo, el nabo forrajero, las coles y la mostaza.
La mostaza es una buena opción, en huertos pequeños funciona muy bien. Es de muy rápido crecimiento, y sus raíces se ramifican mucho, rompiendo en suelo y dejándolo más fino.
Se puede sembrar en verano/otoño, cuando queda libre un espacio de la huerta. En invierno se hiela, dejando el suelo enriquecido y mullido. Si lo sembramos a primeros de primavera, se puede ir quitando de los huecos donde hace falta sembrar o plantar los cultivos de temporada.
Ojo!! Donde plantes mostaza, no debes plantar coles (y viceversa). Las dos son crucíferas y competidoras entre ellas.

-Gramineas (Poáceas)

El raigrás italiano, el centeno y la avena.
Una de las combinaciones más conocidas y que suele dar muy buenos resultados es la veza + avena.

Pero no, no te creas que está lista acaba aquí. Para liar más la decisión, todavía queda por hablar de otras plantas, ya más concretas, como

  • La Facelia, de la familia de la hidrofilaceas. Indicada para cultivos intermedios. Mejora la estructura de la tierra, y es
    foto de una gran consuelda rusa en flor en el huerto

    Consuelda rusa en flor

    muy apreciada por las abejas y abejorros.

  • El trigo sarraceno, muy adaptada para suelos pobres.
  • Y la consuelda rusa. Una planta que desarrolla muchísimo follaje y permita hasta tres/cinco cortes al año. Tiene una gran cantidad de minerales (sobre todo potasio) debido a sus grandes raíces que llegan al subsuelo. Se utiliza para el compost (es un buen acelerador y le aporta muchos nutriente), para hacer acolchados y también purín, un gran abono líquido. Si quieres saber más de la consuelda tenemos un artículo completísimo, con video incorporado. Léelo aquí.

Como puedes ver es un tema muy extenso, y la decisión no es fácil. Lo mejor preguntar a paisanos o experimentar.

Y ahora con toda esta información lo tengo algo más claro, pero ahora…

¿Cuándo siembro el abono verde?

A la hora de sembrar el abono verde tenemos mucho más  tiempo que si fuera un cultivo de producción. Lo que interesa es que crezca, no que florezca. Por eso mismo tenemos un margen bastante grande.
En otoño es una fecha bastante habitual. Es la temporada del año donde más parcelas se van desocupando al quitar los cultivos de verano, y es un buen momento para sembrar abono verde. Además es una época que no necesita demasiados cuidados, puesto que con las lluvias de esta estación no tenemos que regar las plantas.
Si el clima de la zona donde estamos lo permite, también se puede sembrar en enero, para aportar el abono verde en primavera. Después simplemente se despeja la zona que necesitamos para los cultivos más exigentes como tomates, pimientos….
Si utilizamos abono verde en el jardín, es igual que en el huerto. Se puede utilizar antes o después del cultivo de las flores.

Es importante comentar aquí, que existen algunas situaciones en el huerto en las que no es aconsejable sembrar abono verde;

  • Si tenemos gusano del alambre. Insectos devoradores de las raíces de las hortalizas. Es mejor dejar la tierra desnuda para limitar las zonas de acción de este bicho, evitando la proliferación de estos. La excepción del abono verde es la mostaza, ya que tiene la particularidad de impedir las puestas de este gusano.
  • Si existen muchos topillos. También es mejor tener la tierra desnuda y trabajada.
  • Y si tenemos muchas babosas. Esta voraz vecina es un gran problema en las huertas, con lo que si tenemos muchas es preferible dejar desnuda la tierra para que seque y no sea un lugar apropiado para ellas.

Bien, estás decidido, este año siembra abono verde pero….

¿Dónde consigo abono verde?

Siempre puedes tener suerte y alguien de tu alrededor te puede dar o vender simbólicamente una cantidad. Pero si necesitas más cantidad o alguna más especial, puede ser difícil encontrar. Por suerte esta técnica cada vez es más utilizada por agricultores urbanos y de ocio, así como en muchas fincas donde cultivan ecológico. Cada vez en más tiendas de jardinería o agro puedes encontrar algo. Este mismo año yo he encontrado alfalfa y veza sin mayores problemas.

Y por últimofoto de semilla brotando

¿Cuándo siego y cómo incorporo el abono verde a la tierra?

Como has visto, hay muchas plantas para utilizar como abono verde. Esto hace que existan muchas técnicas y maneras para aportar el abono verde. Lo más importante es que tengas claro esto:

El corte o la muerte de estas plantas tiene que ser con los primeros brotes florales o las primeras flores. Antes de que empecen a consumir ellas los nutrientes del suelo.

Con este dato siempre presente, ya tenemos mucho juego, dependiendo del clima, las plantas elegidas y nuestras prioridades.

  • Se puede sembrar plantas sensibles al frío en otoño.

Sembramos mostaza (por ejemplo) en septiembre/octubre. Cuando lleguen las primeras heladas todo su follaje que quema y se puede deja así mismo. Deja la tierra limpia, más fértil y acolchada para el invierno. Los restos irán compostando e integrándose a la tierra. También puedes enterrar ligeramente los restos y acelerar un poco el proceso.

  • Sembrar en primavera o utilizar variedades que aguantan el frio.

    foto de haba forrajera creciendo

    haba forrajera

La otra opción es tener que segar el abono verde plantado. Las plantas que aguantan el frio como el haba forrajera o cualquiera sembrada en primavera, habrá que cortarla. Se pueden segar y triturar con el cortacésped. Este triturado se deja sobre la tierra entre 7-21- días (dependiendo del clima), hasta que el forraje marchite. Ese es el momento de incorporarlo al suelo. Se puede hacer con una rotabator o mula para mezclarlo con la capa superficial de la tierra.
Es conveniente que dejes las raíces en la tierra, no debemos arrancarlas al segar o triturarlas. Como ya hemos dicho antes, las raíces se descomponen entre los días 7-21, aireando la tierra. También hay que decir que ciertas clases de trébol tiene el peligro de rebrote, así que infórmate bien si has elegido esa opción.

 

Bueno…y hasta aquí este artículo sobre el abono verde. He intentado hacer una introducción a este tema y explicar la mayoría de las opciones que tenemos. Pero como veis es un tema extenso que pueda dar para muchas dudas concretas. Si tienes alguna o ya tienes experiencia con el abono verde y quieres enseñarnos, utiliza los comentarios.

Ref.

Mariano Bueno y su libro Huerto Familiar ecológico
Plantas compañeras en el huerto ecológico. De editorial la fertilidad de la tierra.                                                        Experiencia personal y seguimos aprendiendo.